Publicado 25 marzo 2020 | Industria Turística

Conoce el protocolo para minimizar la transmisión del COVID-19 en la industria turística

La Subsecretaría de Turismo y Sernatur están conscientes del impacto, tanto sanitario como económico, que ha traído consigo el Coronavirus, en especial a la industria turística que ha sido una de las más afectadas por esta pandemia. Por ello, las autoridades de Gobierno hacen un llamado a trabajar juntos para combatir el virus, dando vida a un Protocolo para minimizar la transmisión del COVID-19 en el sector de viajes.
Imagen de la recepción de un hotel

Se trata de un instructivo para establecimientos y servicios turísticos, que busca proteger, tanto a los trabajadores del sector como a los turistas nacionales y extranjeros que visitan Chile, a través de la entrega de procedimientos básicos y de fácil implementación que ayudan a evitar el contagio y controlar el brote.

Es una herramienta de libre uso y se descarga de manera gratuita. El documento recopila instrucciones elaboradas por el Ministerio de Salud de Chile, las cuales ayudan a conocer lineamientos como, por ejemplo, para interactuar con un pasajero que se encuentre con síntomas de Coronavirus o infectado.

Descarga acá el protocolo para la industria turística

Te invitamos a descargar e implementar el Protocolo, y acá te dejamos algunos de los lineamientos básicos la guía para combatir el virus, y recuerda que “quedándonos hoy en casa, podremos viajar mañana”.

Pasos del Protocolo

1.-Designar un coordinador de riesgos: Define las responsabilidades de cada miembro del personal

2.-Información a los turistas: Dar a conocer las prácticas a los pasajeros para que se sumen y conozcan las medidas adoptadas.

3.-Medidas de prevención: Estas apuntan a medidas de higiene como lavarse las manos por al menos 20 segundos, mantener distancia mínima de un metro por persona y no tocarse la cara o nariz con las manos.

4.-Medidas de prevención en el establecimiento turístico: Adoptar los procedimientos sugeridos en nuestro protocolo, como por ejemplo desinfectar reiteradamente mesones y pasamanos, desinfección de maletas a la llegada del huésped, usar guantes de vinil y controlar de manera diaria a los visitantes.